Buscar enlaces de webs piratas que permitan ver el fútbol en streaming ya no es necesario. En los últimos meses, cientos de perfiles de Facebook se han dedicado a retransmitir partidos en directo a través de Facebook Live, la plataforma de esta red social que permite hacer grabaciones y retransmitirlas en directo sin límite de tiempo.

La Liga no es la única afectada: otras competiciones como la Champions o la Liga MX también son difundidas a través de este sistema sin respetar sus derechos de imagen y sin que ninguna de las entidades pueda hacer nada al respecto.

Cuando concluye el partido, las emisiones piratas desaparecen de la red sin dejar rastro. Pero durante el tiempo que han estado en pantalla, miles de espectadores han podido visionar el partido sin ningún tipo de coste.

Esta práctica no es ninguna novedad. El pasado año ya ocurrió algo similar con Periscope, la app móvil que permite retransmitir vídeo en streaming y uno de los mayores quebraderos de cabeza de la LFP durante el período de tiempo que duró el “boom”de la aplicación.

La Liga endurece sus sistemas contra la piratería

Las emisiones en directo no son la única vía para publicar material pirata en la red. Muchos aficionados deciden compartir secuencias de los partidos -por lo general, las mejores jugadas o los momentos más significativos- de forma que también resultan accesibles para cualquiera que tenga conexión a Internet. En la mayoría de los casos no lo hacen con fines lucrativos, pero aun así es una acción que se enmarca dentro de la ilegalidad.

La Liga lleva varios meses dedicando importantes sumas de capital a la creación y desarrollo de herramientas que le permitan terminar con la piratería. Según datos de la asociación de clubes, en la temporada 2016-2107 se han eliminado, por el momento, 18.975 vídeos de Facebook, 10.595 de Instagram, 8.143 de Twitter y 2.822 de Periscope.

La patronal estima que se trata de más del 90% de todos los contenidos que se han difundido de forma desautorizada, en paralelo a los cierres definitivos de los distintos portales de enlaces que permitían visualizar este tipo de contenido. Una cifra nada desdeñable que la Liga prentende incrementar hasta abarcar la totalidad de este tipo de material.